Noche de verano.

Publicado: 11 julio, 2013 en Delirios personales, Poesía
Humedad en el aire, sabroso aroma, 
y en su negro trono, orgullosa, la Luna.
En el cielo, rayos,
cuyo fugaz destello
trae jaurías de recuerdos
que le agarran por el cuello,
ladrando truenos de verdad.
Hasta los árboles murmuran.
 
¡Silencio! – grita.
Respira, dejándose seducir por la brisa,
y mientras su voz se marchita
aparece una sonrisa.
Son las ganas de llover,
y el brillo de la reina gris,
los atisbos de pasado
desde aquel cielo brindados
los que le hacen sonreír.
 
Silenciada ya su voz, inspira,
esnifando naturaleza,
sutil dosis de felicidad de máxima pureza.
 
 
Salud!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s